Mantén tus ojos sanos

Los seres humanos tenemos cinco sentidos que nos permiten captar todo lo relacionado con nuestro alrededor, pero de todos ellos, el sentido de la vista es tal vez el más importante, así como el que requiere más cuidados para mantenerse de la mejor forma.

Nuestros ojos nos permiten percibir absolutamente todo lo que sucede a nuestro alrededor, pero también existen muchas formas en las que los ojos sufren daños que, con el paso del tiempo, pueden derivar en problemas de visión, dolores de cabeza y otros males que pueden afectarnos en nuestra vida cotidiana.

Mantén tus ojos sanosPero no te preocupes, existen muchas formas de cuidar tus ojos, y si sigues algunos de estos consejos, seguramente se mantendrán en el mejor estado y tu visión no se verá afectada:

Lleva gotas en todo momento: Las gotas para los ojos te pueden ayudar en muchos momentos del día. Si estás en un lugar donde hay mucho polvo o tierra, es muy probable que éste entre a tus ojos en algún momento, causando una ligera inflamación y molestias, que pueden ser evitados con el simple hecho de abrir un pequeño frasco y vaciar un par de gotas en cada ojo.

Estas gotas no necesariamente tienen que ser medicinales, puedes comprar gotas de manzanilla y demás ingredientes que te ayudarán a aliviar las molestias en los ojos de inmediato, y también sirven como método de alivio cuando has tenido que forzar la visión durante mucho tiempo, como el trabajo, por ejemplo.

Usa filtros oculares: Si pasas demasiado tiempo frente a una pantalla, los rayos emitidos por dicha pantalla llegan directamente a tus ojos, causando un daño imperceptible y realmente bajo, pero que, con el paso del tiempo y la acumulación de horas frente a la computadora, pueden derivar en daño permanente y pérdida gradual de la visión.

Actualmente existen muchos filtros que te ayudarán a reducir considerablemente el daño causado por las pantallas de computadoras, teléfonos móviles, televisores, tablets y demás aparatos electrónicos. De igual modo, si tienes que forzar y fijar la vista durante mucho tiempo, es recomendable utilizar anteojos para leer, con los cuales ayudarás a que tus ojos registren las letras de forma más nítida y tengan que realizar un esfuerzo menor.

Descansa tus ojos: Por cada hora de trabajo que le das a tus ojos, necesitan cuando menos unos minutos de descanso. No necesariamente implica que debas dormir, pero sí alejarte un poco de la pantalla, dejar de fijar la vista o tener algún descanso visual que les permita recuperarse por y posteriormente seguir trabajando.

En este punto también entra el dormir bien, ya que todo tu cuerpo necesita de varias horas de descanso durante la noche y los ojos no son la excepción. Procura tener las suficientes horas de sueño y dale a tus ojos el descanso necesario para mantenerse saludables.

Cuida tu alimentación: Aunque no lo creas, existen algunos tipos de alimento que fortalecen tus ojos. Es bien sabido que la vitamina A promueve la buena visión, y las zanahorias son uno de los alimentos que más contienen esta vitamina, pero existen muchos otros tipos de comida que puedes probar y al mismo tiempo asegurar que tus ojos reciban los mejores nutrientes.

Alimentos ricos en Vitamina C y magnesio también te ayudarán a preservar la salud en los ojos y evitar que se deterioren. Además, debes tomar muchos líquidos para mantener tu cuerpo hidratado, pues cuando una persona se deshidrata, generalmente tiene problemas de visión, ésta se torna borrosa y no pueden moverse con normalidad.

Haz ejercicio: El ejercicio ayuda a oxigenar el cuerpo, y una buena circulación de la sangre siempre será benéfico para cada uno de tus órganos, incluyendo los ojos. Los globos oculares están llenos de vasos capilares, y oxigenarlos es una de las mejores formas de mantenerlos en óptimas condiciones y olvidarte de los problemas de salud ocular.

Higiene: Este último punto es muy importante. Si bien los ojos tienen un proceso de autolimpieza (por medio del lagrimeo), es importante que cualquier objeto como lentes, que siempre están cerca de tus ojos, reciban la limpieza adecuada periódicamente, para evitar que bacterias, polvo o cualquier otro agente dañino pueda meterse a tus ojos.

Mantén tus ojos sanosSi usas anteojos, procura limpiarlos diariamente con telas especiales y si es posible, con paños específicamente diseñados para este tipo de objetos, que tienen un jabón muy sutil, con el cual no se empañarán los anteojos y siempre estarán limpios. Esto evitará que puedas sufrir de infecciones en los ojos o desarrollar alguna enfermedad ocular a largo plazo.

Tus ojos son uno de los órganos más preciados, y sin ellos tu vida cambiaría drásticamente, limitando por completo tu movilidad y tu percepción del mundo. Dale a tus ojos los cuidados necesarios para mantenerse siempre en buen estado, y evita que puedas sufrir mayores problemas a mediano y largo plazo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here