Cómo llevar una vida fitness

Muchas personas equivocadamente piensan que una vida fitness simplemente significa hacer ejercicio periódicamente; pero este término va mucho más allá, pues se trata de un estilo de vida completo, en donde debes mentalizarte de dar a tu cuerpo y mente todo lo necesario para mantenerte saludable, en forma y armonía.

Por supuesto, el realizar una actividad física forma parte de este concepto ye s tal vez una de sus principales características. Elegir un deporte de tu agrado y ser constante en cuanto a su realización, intentando batir tus propios récords y seguir mejorando en cuanto a nivel y resultados, son algunos de los detalles que debes cuidar en este rubro.

Cómo llevar una vida fitnessPero además de llevar una vida de ejercicio de cinco a seis veces por semanas, existen muchas otras cosas que debes considerar para que realmente puedas decir que llevas una vida fitness en todos los sentidos:

Alimentación: Una buena rutina de ejercicio debe estar complementada por una alimentación saludable. Quienes llevan este estilo de vida, usualmente comen unas cinco veces al día, en raciones limitadas cada una, para dar a su cuerpo la energía y los nutrientes necesarios que les permitan mantener un metabolismo acelerado y saludable.

En este rubro también entran distintos tipos de alimentación, ya que hay quienes optan por llevar una vida vegana, en donde solamente comen productos que provengan de la naturaleza y no hayan tenido un proceso que involucre la mano del hombre para llegar a su boca.

También puedes optar por una comida rica en proteína animal, muy bien compensada por los beneficios de los alimentos vegetales, para así tener una diversidad importante no solo en cuanto a menú se refiere, sino también aprovechar cada elemento positivo y saludable de los distintos grupos de alimentos.

Limitar la ingesta de alcohol: El alcohol es uno de los principales enemigos de la vida fitness. Esto porque el consumo excesivo de alcohol provoca daños en órganos como el hígado o páncreas, provocando que los procesos de desintoxicación del cuerpo sean más lentos.

Pero el alcohol también afecta de forma importante la condición física. Es decir, si te has esforzado durante varios días en el gimnasio, resulta completamente contraproducente que en tus días de descanso decidas tomar demasiado alcohol, pues básicamente estarás retrocediendo en cuanto a tu programa de acondicionamiento físico.

Esto no quiere decir que no puedes beber en absoluto, puedes disfrutar de un par de tragos durante tus días de descanso, pero procura no hacerlo de forma regular y no exceder la dosis recomendada, para no estropear todo el progreso logrado durante los días anteriores.

Descanso: Pocas personas conocen el beneficio real de descansar. Una persona adulta necesita de entre seis y ocho horas de sueño diarias para reponerse de toda la actividad realizada durante el día. El no hacerlo puede provocar trastornos, falta de energía, lentitud en el rendimiento de actividades diarias, mal humor y más problemas.

Si no pudiste dormir el tiempo necesario, encuentra un tiempo durante la tarde para dormir unos minutos, y verás cómo tu cuerpo te lo agradecerá. Si duermes correctamente también ayudarás a retrasar el proceso de envejecimiento y siempre tendrás energía para rendir al máximo en tu trabajo y tu vida personal.

Medita: Así como el cuerpo necesita ejercicio para mantenerse activo y saludable, la mente también necesita de cierto mantenimiento para siempre estar alerta y dar lo mejor de sí. Intenta meditar por las mañanas cuando despiertas o por las noches, justo antes de dormir.

Date el tiempo necesario para cerrar los ojos, poner la mente en blanco y meditar profundamente, eso te ayudará a tener paz, mantener la tranquilidad y si has tenido un día demasiado acelerado o lleno de estrés y ansiedad, te ayudará a conciliar el sueño y descansar de la mejor manera.

Sé constante: La clave del éxito para llevar una vida fitness es la constancia y la disciplina. De nada sirve que sigas todos estos pasos al pie de la letra durante una semana, si a la siguiente llevarás una vida desordenada, llena de estrés y demás.

Se rumora que el ser humano tarda 21 días en hacer de ciertas actividades un hábito, entonces las primeras tres semanas de tu proceso hacia una vida fitness, son las más importantes, pues te permitirán realmente conseguir el estado que deseas y mantenerte en las mejores condiciones.

Tener una vida fitness es benéfico para la salud física y mental, pero requiere de constancia y dedicación para conseguirlo. Si estás pensando en dejar atrás los hábitos negativos y tienes la disposición de hacer ciertos sacrificios por tu propio bien, entonces tienes todo lo necesario para dar a tu vida un guro de 180 grados y entrar a uno de los estilos de vida que más adeptos están ganando en la sociedad moderna.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here